La Policía Nacional interviene en Puente Mayorga cerca de 20.000 cajetillas de tabaco de contrabando

370
Cajetillas de tabaco intervenidas en esta última operación

Agentes de la Policía Nacional adscritos a la Brigada de Seguridad Ciudadana, con apoyo de la Unidad de Prevención y Reacción desplegada como refuerzo, han realizado una actuación en la barriada de Puente Mayorga, en el término municipal de San Roque, que ha culminado con la aprehensión de 19.500 cajetillas de contrabando de diversas marcas, practicando cuatro detenciones relacionadas directamente con los hechos.

El suceso se produjo en las labores de prevención y represión del tráfico de drogas y el contrabando de tabaco, para lo que se establecen dispositivos especiales de prevención con presencia de numerosos agentes uniformados. Fruto de dicho dispositivo se observó una embarcación sin luces procedente de Gibraltar que pretendía introducir tabaco en la zona de Poniente de la vecina ciudad de La Línea. Los tripulantes se percataron de la numerosa presencia policial, que impedía el desembarco, por lo que optaron por poner rumbo a la barriada de Puente Mayorga.

La embarcación fue seguida por los indicativos actuantes y, en el momento del alijo y desembarco del tabaco, éste fue interceptado, comenzando una persecución del personal interviniente en la operación que culminó con la detención de cuatro de los participantes, que fueron puestos a disposición del Juzgado en funciones de guardia de San Roque.

En total se intervinieron un total de 19.500 cajetillas de contrabando, con un valor de mercado superior a los 80.500 euros, así como equipos de telecomunicaciones utilizados para mantener contacto entre tripulantes de la embarcación y el personal que espera a éste en playa para desembarcar el ilícito.

Lucha diaria contra el tráfico de drogas y contrabando de tabaco

En otro orden de cosas, la Policía Nacional no descansa en su labor de lucha contra el tráfico de drogas y el contrabando de tabaco en la comarca, y labores aparejadas a esta actividad, como el aprovisionamiento de combustible, con el resultado de la intervención de otros 500 litros de gasolina en 20 garrafas, y la recuperación de dos  vehículos todoterrenos preparados para el transporte de drogas, que habían sido sustraídos en diferentes localidades de la península.