El San Roque afronta su primera gran final por la permanencia en División de Honor Andaluza

182
Campo de fútbol Manolo Mesa

El Complejo Deportivo Municipal Manolo Mesa acogerá el domingo a las 12 horas la cuarta jornada de liguilla de la Fase Final de Descenso del Grupo 1 de División de Honor Andaluza. El entrenador del conjunto sanroqueño, Pablo Sánchez, ha calificado este partido que los enfrentará al Aroche C.F., como la primera gran final.

Llega uno de los encuentros más importantes, la hora de la verdad para los sanroqueños que no lo tendrán nada fácil ante un Aroche que atesora un buen bloque a pesar de que se le están atragantando los primeros encuentros en su lucha por la permanencia.

El conjunto que entrena el tándem Antonio Jesús Macías y Jaime César Díaz llega al Manolo Mesa en la 10ª posición con cinco puntos por encima del CD San Roque. El choque entre ambas escuadras exigirá el máximo para lograr algo más que tres puntos en juego en una auténtica final.

Así lo ha destacado Pablo Sánchez, técnico del CD San Roque, en sus declaraciones en la previa del partido del domingo próximo.

Dijo que “poco a poco vamos recuperando jugadores, la semana ha sido dura de trabajo aunque hicimos un buen partido en Isla Cristina y estoy concentrado en la preparación de un 11 de garantías y, sobre todo, porque sí que es cierto que empezamos las semanas con 15 ó 16 jugadores, pero por diferentes motivos nos vamos quedando sin efectivos”.

“A pesar a pesar de las dificultades que tuvimos, el equipo hizo un buen partido -recalcó-, sobre todo en la primera parte”. Reconoció que los chicos dieron la cara, estuvieron bien en su papel, presionando arriba, “pero no es imposible y hasta que las matemáticas nos digan que estamos descendidos vamos a seguir peleando; son 27 puntos los que retan por jugarse, que son muchos”.

Sánchez indicó que ésta es la primera final “o finalísima de las que vamos a tener y para seguir soñando y para seguir creyendo. Ellos también están muy confiados de que pueden salvarse”.

Sobre el Aroche, el técnico explicó que se trata de un equipo duro y es difícil hacerles gol. “En esta fase no han empezado muy bien, pero tienen buenos jugadores que hacen fútbol con descaro, que enfrentan y buscan las llegadas”, aclaró.

Por otra parte, desveló que llega una nueva incorporación que les va a ayudar. “Se trata de Ezequiel Carboni, que ha jugado en la Liga de Gibraltar y que viene a echarnos una mano en la posición de delantero y con las características que deseamos: potente, fuerte, goleador y esperemos que esa falta de gol que tenemos la podamos paliar con este delantero”, deseó.

En cuanto al resto del grueso de la plantilla, Pablo Sánchez espera contar con todos los efectivos posibles además de los cinco juveniles con los que el técnico escoge con el beneplácito de Tobali, entrenador del filial que también se juega la permanencia en la Liga Nacional. “Gracias a estos cinco o seis juveniles estamos sacando los partidos adelante cada vez más con escaso margen de tiempo”, concluyó.