Ruiz Boix demanda “fluidez” en la frontera con Gibraltar

El alcalde sanroqueño se ha reunido con Antonio Gutiérrez Limones, presidente de la Comisión de Exteriores del Senado, que ha visitado la zona en los últimos días

61
Reunión entre el senador socialista Antonio Gutiérrez Limones y Juan Carlos Ruiz Boix.

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, ha mantenido una reunión en su despacho con el senador socialista Antonio Gutiérrez Limones, presidente de la Comisión de Exteriores del Senado, con el que coincidió en la necesidad de fluidez en la inexistente frontera con Gibraltar. El senador sevillano ha girado una visita al Campo de Gibraltar y a la propia Gibraltar para conocer de primera mano la situación que se vive en la comarca por el Brexit.

El regidor sanroqueño ha recordado que la mejor noticia de 2020 se produjo el día de fin de año, con ese principio de acuerdo, y ha felicitado a la ministra de Exteriores, González Laya, por el trabajo desarrollado, en el que, en su opinión, “han primado los intereses de los ciudadanos por encima de otras cuestiones más retrógradas”.

Ruiz Boix ha señalado que su “deseo” es que este tipo de visitas “sean normales” y que la fluidez en la “inexistente frontera” debe ser también para miembros de las Cortes e incluso del Gobierno de la Nación para que “exista realmente esa zona de prosperidad compartida” que ambas partes defienden.

Ruiz Boix ha traslado también al senador su preocupación porque España y Gibraltar puedan compartir el aeropuerto, como se ya intentó en 2006 con Miguel Ángel Moratinos como ministro de Exteriores. El alcalde ha señalado que la suma de los habitantes de las poblaciones de Gibraltar y la comarca supera las 300.000 personas, lo que le situaría por encima de muchas otras provincias españolas como Guadalajara, Huesca, Zamora, Palencia, Ávila, Segovia, Teruel o Soria. En este sentido, ha animado a la compañía Volotea a seguir insistiendo para obtener los permisos necesarios y poner en marcha la línea entre Gibraltar y el País Vasco, que sería un primer paso.

E presidente de la Comisión de Asuntos de Exteriores en el Senado y de la delegación española en el Consejo de Europa ha explicado que pretendía con estas visitas conocer la realidad del territorio. El senador andaluz confía en que entre los fondos europeos y el Plan Especial del Gobierno se relance la situación en la comarca. Gutiérrez asegura que si siguiera la Verja surgirían problemas serios con los trabajadores transfronterizos, pero también se perderían las oportunidades de fondos europeos y sinergias entre ambas zonas.