Sanidad propone que los estudiantes no vuelvan a casa en Semana Santa si residen en otra Comunidad

Desde el Ministerio, también pretenden mantener el cierre perimetral de las Autonomías durante esa festividad

101
Estación de trenes de Algeciras

El Ministerio de Sanidad va a proponer este jueves a las comunidades autónomas, dentro de la Comisión de Salud Pública, que mantengan sus cierres perimetrales y que los estudiantes universitarios que residan durante el curso académico en otra región o país no puedan volver a su lugar de residencia desde el 26 de marzo hasta el 9 de abril, con motivo de la Semana Santa. Así se recoge en el documento ‘Propuesta de medidas de salud pública frente a la COVID-19 para las fiestas de Semana Santa 2021’, en el que también se insta a “evitar todos aquellos viajes que no sean necesarios”.

Con esta propuesta del Ministerio, la movilidad estaría limitada por el cierre perimetral de todas las comunidades autónomas, aunque con las excepciones ya reguladas por el actual Estado de Alarma, como el “retorno al lugar de residencia habitual o familiar” o las causas de fuerza mayor. El Ministerio recomienda, a su vez, que en los casos sujetos a estas excepciones se realice una PCR o test de antígeno antes del viaje.

Sanidad también opta por no celebrar eventos masivos “de cualquier índole que impliquen aglomeración o concentración de personas”. “Las ceremonias en espacios cerrados seguirán las normas de aforo y otras medidas establecidas según el nivel de alerta de cada comunidad autónoma”, sostiene el texto.

Junto con estas limitaciones, se plantea un toque de queda de diez de la noche a seis de la mañana y una restricción de aforo en reuniones a un máximo de “4-6 personas”. Igualmente, se desaconseja “expresamente” la celebración de encuentros sociales en los domicilios o en otros espacios cerrados con no convivientes.

Por último, el Ministerio ve “pertinente” hacer una campaña institucional para evitar la relajación de comportamientos bajo el nombre ‘No salvamos semanas, salvamos vidas‘. “Este esfuerzo debe incluir la integración en las estrategias de comunicación de elementos dirigidos a reducir el impacto de la “fatiga pandémica” en las medidas de control y plantear los escenarios de riesgo previstos incluyendo la esperanza que aportan los buenos resultados de las vacunas utilizadas para el control de la epidemia”, señala el documento.

También argumentan que, pese a la campaña de vacunación, “aún no se ha alcanzado una cobertura vacunal suficiente ni en España ni en el resto de Europa que garantice la protección generalizada de la población”. “Estos aspectos relacionados con la vacuna y los indicadores actuales nos obligan a ser extremadamente cautelosos en relación al mantenimiento de medidas de limitación de actividades no esenciales y de control de la movilidad de cara a los festivos de Semana Santa, puesto que tradicionalmente, son frecuentes los desplazamientos nacionales e internacionales, así como las celebraciones con aglomeración de personas, que pueden generar, en ambos casos, aglomeraciones de población que supongan un riesgo de transmisión”, han argumentado.