Operación Mopa: 37 detenidos e intervenidas 5 toneladas de drogas, armas, vehículos y lanchas

286

Si el narcotráfico es un problema en el Campo de Gibraltar es, especialmente, por su situación geográfica, estratégica, frente a Marruecos, el primer exportador de cannabis del mundo. Pero es habitual que una operación antidroga que se desarrolla en la zona, acabe extendiéndose a municipios de distintas provincias del país e incluso de Europa. Este martes, medio millar de agentes de la Guardia Civill han realizado una operación -Operación Mopa, la han llamado-, con intervenciones en San Roque y La Línea, pero también se han llevado a cabo las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Málaga y Cáceres con un resultado de 37 personas detenidas y la incautación de cinco toneladas de droga.

Además, este operativo contra el tráfico internacional de hachís, se ha incautado abundante documentación, armas, vehículos y embarcaciones, además del hachís y marihuana. En total, los 500 guardias civiles han realizado 26 registros que se han iniciado a las 6.00 horas. En La Línea, algunos de estos agentes han intervenido en un registro en la calle Vía Parque. En el municipio de San Roque también se ha desplegado guardias civiles. Fuentes de este cuerpo, no ha precisado el número de detenciones en cada uno de los municipios en los que se han intervenido, que han sido numerosos: Camas, Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas e Isla Mayor, en la provincia de Sevilla; Manilva, en Málaga; La Línea, San Roque, San Fernando y Sanlúcar, en la provincia de Cádiz; Córdoba capital; y Navalmoral de la Mata, en Cáceres.

En la operación se han coordinado las comandancias de las provincias donde se lleva a cabo a la operación, así como el Organismo de Coordinación del Narcotráfico (OCON) Sur de la Guardia Civil, Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil y Grupo de Reserva de Seguridad (CRS) y medios aéreos.

Esta intervención se enmarca dentro del Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar puesto en marcha por el Gobierno para poner luchar contra el narcotráfico, de nuevo golpeado.