El alcalde pide la medicalización de la Residencia de Mayores, con 35 casos de coronavirus

563
Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque.

Tras el anuncio por parte de la Junta de Andalucía de las nuevas medidas para frenar los contagios de COVID-19, que empezarán a aplicarse en la madrugada del sábado al domingo, el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha confirmado que se cerrará la hostelería y el comercio no esencial en el municipio de San Roque al haber superado la tasa de 1.000 positivos por 100.000 habitantes. Además, el primer edil ha informado de que se ha pedido a la Junta la medicalización de la Residencia de Mayores de San Roque Ciudad al haber un importante número de infectados.

En cuanto a la Residencia Municipal de Mayores, el alcalde ha apuntado que “hoy trasladamos más malas noticias. Desgraciadamente la primera información que tuvimos el miércoles sobre casos COVID-19 en el Hospital (Residencia de Mayores) se confirma. Y no solo un caso. Tenemos ahora mismo 28 residentes positivos y 7 empleados positivos”.

“Hemos pedido a la Junta de Andalucía -prosigue Ruiz Boix- una actuación urgente, que suponga la medicalización del Hospital cuanto antes. Mientras, estamos buscando personal sanitario (que desgraciadamente no hay libres). Se está informando de la compleja situación a todos los familiares”, concluyó el primer edil.

Ruiz Boix ha señalado que la incidencia de la enfermedad en el término de San Roque hoy viernes es de 1.172,40 casos por 100.000 habitantes, por lo que supera la tasa de 1.000 y, por lo tanto, se sitúa en el Nivel 4 Grado 2. Esto supone el cierre de la hostelería y el comercio no esencial, al igual que ocurrirá con otros 90 municipios andaluces, como Castellar y La Línea. También ha apuntado que la Administración Autonómica ha solicitado al Gobierno de la Nación que, en estos casos, se pueda aplicar el confinamiento domiciliario, si bien por el momento no ha recibido la autorización.

Las nuevas medidas contemplan también el cierre perimetral de toda Andalucía; el cierre perimetral entre provincias salvo causas justificadas; el cierre perimetral para municipios con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, como ocurre en estos momentos en todo el Campo de Gibraltar excepto en Algeciras, por lo que en la práctica esta medida se seguirá aplicando a los ocho municipios de la comarca.

Por otro lado, el toque de queda permanece entre las 22.00 y las 6.00 horas, si bien desde la Junta de Andalucía se ha solicitado al Gobierno de España adelantarlo a las 20.00. Las reuniones deberán ser de un máximo de cuatro personas en cualquier caso, incluido en la hostelería (en los municipios donde permanezca abierta).