Las residencias de la comarca completan la primera vuelta de la vacunación

146
Vacunación centro Apadis. Foto: Manolo Glez.

Las residencias del Campo de Gibraltar ya han completado la primera vuelta de la vacunación frente al Covid. Así lo ha destacado el consejero andaluz de Salud, Jesús Aguirre, que ha asegurado que en Andalucía “no tenemos problemas a la hora de aplicar la vacuna, tenemos personal perfectamente cualificado, lo que tenemos es un déficit, vamos a dejar el tema claro”; por lo que ha pedido al Gobierno “que nos manden que más vacunas, que se negocie a nivel europeo más”. La Junta ya anunció, tras decretar el pasado fin de semana el cierre perimetral del Campo de Gibraltar, que reforzaría la vacunación en esta zona ante la alta tasa de incidencia que presenta y debido también a la aparición de la nueva cepa británica en Gibraltar.

“Tenemos personal suficiente para poner no solo 69.200 vacunas, sino para poner 690.000 vacunas si fuese necesario, por lo que el problema es que llegan pocas vacunas”, ha manifestado Aguirre, quien ha subrayado que en dos meses “hemos puesto casi dos millones de vacuna de la gripe” y que en el caso de la del COVID-19 “vacunaremos los siete días, incluso fines de semana, sin problema, si lo que nos faltan son vacunas”.

El consejero ha dado datos de vacunación y ha dicho que a nivel de residencias, la próxima semana se termina la primera vuelta en todas las de Andalucía, “más de 600 centros”; una primera vuelta que ya ha acabado en las del Campo de Gibraltar “que para nosotros era prioritario”.

Ha dicho que en el día 5, el número de vacunas puestas era de 54.323, “lo que supone un 38,7 por ciento si sumamos las 70.000 que nos llegó por parte de Europa el lunes”, y ha precisado que el grupo de trabajo específico lleva un mes y medio con una estrategia de vacunación.

Al respecto, ha señalado que “ponemos una media de 13.000 vacunas diarias, los siete días de la semana, según el volumen que nos llega”, apuntando que si se mantiene esa media de lunes a sábado, “posiblemente los domingos a lo mejor se vacunará puntualmente lo que es domicilio, pero si no, se aprovechará para mantener la línea de vacunación semanal”.

Además, ha indicado en cuanto a la formación que a los 530 enfermeros ya formados especialmente en esta vacunación, hay que sumar esta semana más de 200. A esto ha apuntado que “la contratación a nivel de enfermería a consecuencia del COVID es amplísima, con 118.000 trabajadores, más de 2.500 contratados para tema coronavirus”.

Ha explicado que tras autorizarse la vacuna de Moderna, “entre enero y febrero llegarán a Andalucía 113.500 dosis” de esta marca, que presenta unas condiciones “más cómodas”, con lo que ha dicho que “podremos vacunar a 56.750 personas”. Al respecto, ha apuntado que “si sumamos la de Pfizer, estamos hablando que tenemos asegurado en el primer trimestre 982.225 vacunas, lo que significa que podremos vacunar a 491.100 personas”.

Esto, ha indicado, “por desgracia supone nada más que un seis por ciento de la población andaluza”, pero ha señalado que “va a ser personas de primera línea o el eslabón más débil de la cadena epidemiológica, con lo que es una franja muy importante”.

“Para nosotros el debate es que nos llegue mayor volumen de vacuna”, ha insistido el consejero andaluz, quien ha asegurado que la de Astrazeneca “posiblemente se adelante, pero posiblemente la de Johnson and Johnson también y probablemente para febrero nos puede llegar mayor volumen de Pfizer, ese es el engranaje, pero estamos dispuestos a absorber mientras más nos lleguen mejor”.

“Si en vez de 70.000 vacunas semanales nos llegaran 700.000 tendríamos capacidad de aplicarla sin ningún problema”, ha manifestado el consejero, quien ha insistido en que “las que vengan de Moderna las absorberemos sin problemas, igual que todas las que vengan; si lo que queremos es mayor volumen”.

Ha explicado que la compra es centralizada a nivel europeo y la distribución la hace Europa “según la población de cada uno de los países de la Comunidad Europea”, apuntando que se producen “pequeños cambios que se van adecuando y los países tienen que hacer la distribución más homogénea posible”.

Asimismo, ha apuntado que “ojalá tuviera para vacunar a todo el mundo”, pero ha destacado que “primero se está haciendo en residencias y se hará también en domicilios”, a lo que habrá que sumar los equipos móviles que ahora están haciendo pruebas pero que “los utilizaremos también para vacunación de coronavirus”.