Finca Cortesín acogerá el prestigioso Solheim Cup 2023, la Ryder Cup femenina

50
Un hoyo de Finca Cortesín, en Casares.

El Ladies European Tour ha anunciado hoy que España albergará la Solheim Cup de 2023 en el recorrido costasoleño de Finca Cortesín, en Casares, y que en breve se concretarán las fechas previstas para la competición. Estados Unidos y Europa se verán las caras en España por primera vez en la historia del torneo, un hito que vuelve a situar a la zona en el primer plano deportivo internacional.

Aunque se estrena en la organización de esta prestigiosa competición internacional femenina por equipos, España tiene un largo historial como país anfitrión de pruebas de golf de alto nivel, como la Ryder Cup de 1997 en Valderrama, San Roque, o los 75 torneos del LET y el LET Access Series que han tenido lugar en sus campos. A estas cifras hay que sumar la prueba que servirá de colofón al calendario 2020 del LET, el Andalucía Costa del Sol Open de España, que también culminará la orden de mérito de este año, la Race to Costa del Sol. España se convierte en el sexto país europeo que recibe esta competición después de Escocia, la sede más reciente en suelo europeo, Gales, Suecia, Irlanda y Alemania.

“Estamos encantados de anunciar que España será el país organizador de la Solheim Cup en 2023 cuando la competición vuelva a suelo europeo con motivo de la decimoctava edición de este gran torneo internacional por equipos. España es un país apasionado por el golf, sus aficionados conocen a fondo este deporte y de su inagotable cantera han salido generaciones y generaciones de grandes jugadores. Además, el legado cultural andaluz hará que las jugadoras, los invitados y los fans vivan una experiencia única”, ha declarado Alexandra Armas, directora ejecutiva del Ladies European Tour. “El torneo no solo refuerza la reputación de España como país golfístico de élite, sino la de la Costa del Sol y Andalucía como destinos imprescindibles, algo que sin duda inspirará a las futuras generaciones para que jueguen al golf”. 

Las españolas han tenido un peso notable en la Solheim Cup desde que se celebró la edición inaugural en 1990, y siete compatriotas han defendido los colores de Europa a lo largo de la historia de la competición, una cifra que solo queda por detrás de las jugadoras aportadas por Inglaterra y Suecia. Carlota Ciganda, una de las heroínas locales, ha participado en las cuatro últimas ediciones, mientras que la marbellí Azahara Muñoz también tiene cuatro apariciones en su haber desde que debutó en 2011. Ambas han sido decisivas en la historia reciente de la competición, en la que Europa ha logrado tres victorias en las cinco últimas ediciones, incluido un memorable triunfo en la edición de 2019 celebrada en Gleneagles (Escocia).

“Es un orgullo haber conseguido que la Solheim Cup venga a España. Sin duda, la clave ha sido el buen entendimiento que ha habido entre todas las instituciones involucradas: Andalucía, Costa del Sol, Acosol, el Ayuntamiento de Marbella, el Ayuntamiento de Benahavís y la Real Federación Española de Golf han sabido trabajar al unísono para conseguir este hito que impulsará el turismo de calidad en Andalucía, y que catapulta a la Costa del Sol como destino indiscutible del golf femenino”, ha declarado Íñigo Aramburu, director general de Deporte & Business. “Quiero agradecer al Ladies European Tour y al LPGA Tour la confianza depositada en la propuesta española. Vamos a intentar organizar la mejor Solheim Cup de la historia y la más divertida. La Costa del Sol es un destino único en el mundo y lo vamos a enseñar a través de este torneo. También quiero resaltar que el campo elegido, Finca Cortesín, es uno de los mejores de Europa y su hotel ha sido considerado el mejor de España y Portugal, por lo que la hospitalidad que van a recibir los equipos aquí en España va a ser del más alto nivel”.

La próxima Solheim Cup de 2021 tendrá lugar en Toledo, Ohio, del 4 al 6 de septiembre y el equipo estadounidense pretende arrebatar el trofeo a Europa, que se hizo con la edición de 2019 con un putt espectacular en el último green del último partido de individuales.  

La Solheim Cup se jugó por primera vez en Florida en 1990 y recibe el nombre de Karsten Solheim, empresario y diseñador de palos de golf que impulsó su creación. En la Solheim Cup compiten dos equipos de 12 jugadoras a lo largo de tres días con el mismo formato que la Ryder Cup y 28 partidos en total (ocho de foursomes y ocho de fourballs los dos primeros días y 12 de individuales en la jornada final).