San Roque cierra los centros de día Carteia y Villa Carmela, y restringe la Residencia de Mayores

326

Por indicaciones de la Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de San Roque ha procedido al cierre temporal de la Unidad de Estancia Diurna Carteia y del Centro de Día Ocupacional para personas con discapacidad intelectual Villa Carmela, además de que se han puesto en marcha diversas medidas preventivas de salud pública en la Residencia de Mayores de San Roque, como la suspensión de visitas de familiares y de salidas de los internos. El aumento en el número de casos hace recomendable que se adopten estas medidas de prevención de cara a los mayores del municipio.

La Unidad de Estancia Diurna Carteia se ubica en las mismas instalaciones de la Residencia de Mayores, y cuenta con diez usuarios. La gestión corre a cargo de la empresa Clece (concesionaria de la Residencia), y las plazas están concertadas con la Junta de Andalucía. En cuanto al Centro de Día Villa Carmela, qué cesará su actividad a lo largo de esta misma semana, esta gestionado por el colectivo Asansull, se encuentra en un edificio municipal situado en la barriada de Puente Mayorga, y cuenta con 30 usuarios, personas con diversas discapacidades intelectuales.

En ambos casos, se va a hacer un seguimiento telefónico de las personas afectadas por este cierre temporal de las instalaciones, decidido para evitar la propagación de la Covid-19. En este seguimiento, además de preocuparse por su estado de salud y anímico, se les propondrán distintas actividades para mantenerles ocupados.

Por otro lado, se ha decretado la suspensión temporal de visitas de familiares a la Residencia de mayores del casco. Igualmente se han suspendido, también temporalmente, las salidas y paseos que los internos de estas instalaciones daban por los alrededores.
La decisión se adopta en base a las recomendaciones de la Consejería de Salud y Familia publicadas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.

En el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, la  Consejería de Salud y familia entiende que la evolución de la situación sanitaria en Andalucía ha puesto de relieve la necesidad de seguir avanzando en las medidas de prevención para evitar la transmisión del COVID-19.

En este sentido, en los centros residenciales, centros de día y ocupacionales así como los centros no residenciales de carácter asimilado, resulta oportuno reforzar las medidas de control en materia de salud pública.
Indica el BOJA que se determinará la suspensión de las visitas si la incidencia acumulada en los últimos 14 días es superior a 60 por cada 100.000 habitantes en el municipio correspondiente. En cualquier caso, la valoración de la tasa de incidencia del municipio irá acompañada de la valoración de la aparición de brotes que supongan un riesgo.

Se señala también que el centro residencial deberá implementar un plan de humanización para paliar los efectos negativos que el aislamiento puede generar en la capacidad física, cognitiva y emocional de las personas institucionalizadas. Dicho plan debe contener, al menos, actividades para potenciar las relaciones sociales entre los residentes, un plan de ejercicio físico y mental para preservar sus capacidades y evitar el deterioro, medidas de apoyo psicológico, mantenimiento diario de las relaciones de los residentes con sus familiares haciendo uso de las nuevas tecnologías, potenciando las videollamadas para permitir la comunicación oral y visual entre usuario y familia. Los profesionales de los centros residenciales deben explicar a las personas usuarias y a sus familias, la importancia y la complejidad de adoptar esta medida.