Vuelta al cole con nuevas rutinas en el curso del Covid

443
Entrada al colegio Maestro Apolinar. Foto: Sandra Domínguez.

Vuelta al cole, nuevo curso y nuevos retos en la nueva normalidad. Los diez colegios de Educación Infantil y Primaria de San Roque han vuelto este jueves, 10 de septiembre, a su actividad en el curso más incierto marcado por la pandemia de coronavirus. Las aulas han vuelto a llenarse de niños y niñas que este curso tienen que acostumbrarse a llevar mascarilla, al lavado frecuente de manos, a no compartir materiales y a mantener la distancia social con otros grupos o burbujas de convivencia diferentes a la suya; nuevas asignaturas que deben aprender este curso y aprobar con sobresaliente. Los nervios de todos, la ilusión de los más pequeños, a pesar de alguna llantina en la puerta, la comprensible preocupación e incertidumbre de los padres y madres y la coordinación, seriedad y responsabilidad de los directores y profesores han sido las notas dominantes en esta mañana que se ha desarrollado sin incidentes. Ni siquiera se han producido aglomeraciones en las entradas de los centros; una de las mayores preocupaciones y problema a evitar en este primer día.

Según los datos facilitados por la Delegación de Educación, en la provincia de Cádiz hay un total de 79.687 alumnos matriculados en Educación Primaria, entre los centros públicos, concertados y privados. Por su parte, son 34.195 alumnos los matriculados en el segundo ciclo de Educación Infantil y un total de 8.716 profesores en los centros de educación de la provincia. En la comarca, hay matriculados 8.057 alumnos en Educación Infantil y 18.270 en Educación Primaria. En San Roque, 908 alumnos en segundo ciclo de Educación Infantil y 2.008 en Primaria.

Patrullas de Policía Local y Protección Civil se han desplegado en los alrededores de los centros educativos del municipio para regular el tráfico. Las direcciones de los centros han adaptando además los distintos accesos de entrada y salida, asignando a distintos grupos diferentes vías de acceso. Las entradas y patios de recreo se han vuelto a llenar de vida y jaleo aunque con nuevos elementos como geles hidroalcohólicos y señalética en el suelo que delimita la distancia mínima a respetar entre uno y otro y distintos grupos, que hoy a primera hora formaban fila respetando la distancia interpersonal.

La ilusión, y también temprana responsabilidad, de los más pequeños traspasaba las mascarillas. Los padres y madres les han acompañado hasta las puertas de los centros de forma escalonada. “Un diez para los niños y matrícula de honor para los padres”, ha señalado a este medio una profesora del colegio Gabriel Arenas, destacando el buen comportamiento de padres, madres y los menores. “Viendo el éxito de esta mañana decirles a los padres que se animen, que todo va a ir bien. Comprendo que tengan miedo. Todos tenemos miedos. La salud es prioritaria. Pero los centros del municipio estamos haciendo todo por nuestra parte”, ha añadido. El Ayuntamiento de San Roque ha reforzado en las tareas diarias de limpieza, la desinfección de los entornos de estos centros educativos. Asociaciones de padres y madres del municipio, como muchas otras del resto del país, han mostrado su descontento ante el inicio de este curso, criticando la falta de coordinación y de medios de la administración autonómica y central.

📚📚Infantil y Primaria vuelven a las aulas de colegio Maestro Apolinar de San Roque.

Publicada por SANRÓPOLIS en Miércoles, 9 de septiembre de 2020

📚📚Vuelta a las aulas en el colegio Gabriel Arenas de San Roque.

Publicada por SANRÓPOLIS en Jueves, 10 de septiembre de 2020

El Ayuntamiento destaca la “normalidad” pese a la incertidumbre

La concejal de Educación, Belén Jiménez, ha visitado varios de los colegios del municipio y ha destacado la “normalidad” en este atípico inicio de curso escolar. “Hemos estado hablando con cada uno de los centros educativos para hacer un balance de cómo ha ido la entrada el primer día, y en general ha ido mucho mejor de lo esperado”, comentó la edil, reconociendo al mismo tiempo que “teníamos mucha incertidumbre, tanto el profesorado como las familias, como incluso los alumnos y nosotros mismos, pero todo ha ido dentro de lo esperado”.

Según Jiménez, “la ausencia de alumnos ha sido escasa en general en todos los centros educativos y ha habido una alta participación”, recondando que “ésa era otra de las cuestiones sobre la que teníamos incertidumbre, por el movimiento de padres y madres que, ante la situación de pensar que no había la seguridad que ellos esperaban, pues que no sabían si mandar a los niños o no para que asistieran a las clases”.

Sin embargo, añadió la edil, “hemos visto que han confiado en la puesta en marcha de los protocolos elaborados por las propias direcciones de los centros, y al final lo que se ha demostrado es que entre todos hemos intentado que sea una entrada y salida con mayor seguridad y que dentro de los centros los niños tengan también el máximo de garantías posible”.

No obstante, la concejal de Educación ha reconocido también que “hay deficiencias, porque sabemos que un edificio no se puede estirar y el número de alumnos es el que es, y esperemos que la Junta de Andalucía en esos casos busque algún tipo de medidas para solventar el problema y asegurar el distanciamiento”.

En cuanto a las actuaciones desarrolladas por el Ayuntamiento, la edil dijo que “no hemos parado”, y puso como ejemplo “las desinfecciones en los exteriores, en los propios centros y en los patios, que seguiremos haciendo periódicamente para intentar ayudar en las medidas anti-Covid”.