Visitas a residencias y paseos de usuarios se limitarán según el estado de cada municipio

Las recomendaciones de la Consejería de Salud para evitar brotes por Covid-19 afectan a centros residenciales de personas mayores y de personas con discapacidad, centros de día y ocupacionales

194
Un mayor, paseando por la calle al comienzo de la desescalada

Las visitas a las residencias de mayores y los paseos de los usuarios podrán limitarse en función de la situación epidemiológica de cada municipio. El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de las recomendaciones en materia de Salud Pública que ha dictado la Consejería de Salud y Familias, en coordinación con la de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, para los centros residenciales de personas mayores y de personas con discapacidad, los centros de día y ocupacionales y los centros de participación activa, con el objeto fundamental de evitar la aparición de brotes de Covid-19.

Unas recomendaciones que complementan la Orden 19 de junio de 2020, por la que se adoptan medidas preventivas en Andalucía para afrontar la crisis sanitaria.

Entre estas recomendaciones, destacan que los nuevos ingresos en residencias se hagan en centros sin casos positivos los 14 días anteriores a dichos ingresos y tras la realización de una prueba serológica con resultado negativo, con una antelación de 72 horas como máximo.

Si hay salida al domicilio familiar, 14 días en vigilancia

Además, se recomienda que los nuevos residentes tengan un seguimiento activo de síntomas clínicos compatibles con Covid-19 durante 14 días desde su entrada en el centro. En el caso de usuarios que voluntariamente hayan regresado a su domicilio habitual y luego retornen al centro, se recomienda aplicarles las mismas condiciones exigidas a las personas de nuevo ingreso.

En el supuesto de salida voluntaria de un centro residencial de una persona al domicilio familiar si ésta vive en un centro que permanece estable y sin síntomas asociados al Covid-19, se recomienda quedar en vigilancia en el domicilio familiar durante 14 días. Asimismo, se recomienda que exista una solicitud de salida por parte de la familia, el consentimiento expreso del residente y la certificación del director del centro o persona autorizada y de la Enfermera Gestora de Casos.