Asociaciones de empleadas de hogar exigen medidas para “evitar el colapso” del sector

Tachan de "deficiente" la posible aprobación de una ayuda económica para aquellas que se hayan quedado en paro o temporalmente sin empleo como consecuencia de la crisis del coronavirus

115
Una empleada de servicio doméstico, en una imagen de archivo de Europa Press
arcgisa

La asociación Servicio Doméstico Activo de Madrid (Sedoac) y Alianza por la Solidaridad-Action Aid exigen medidas para “evitar el colapso” del sector de las trabajadoras del hogar y de cuidados. En este sentido, tachan de “deficiente” la posible aprobación de una ayuda económica para aquellas que se hayan quedado en paro o temporalmente sin empleo como consecuencia del impacto económico y social de la pandemia del coronavirus.

El Gobierno está ultimando una ayuda económica para las empleadas del hogar, si bien los detalles (duración, cuantía y fecha de aprobación en el Consejo de Ministros) aún no están cerrados. Al respecto, el diario ‘El País’ adelantó que esta ayuda extraordinaria duraría un mes y consistiría en un subsidio equivalente al 70% de la base de cotización.

Ambas organizaciones valoran “positivamente” la posible implantación de un subsidio, pero consideran esta prestación debe extenderse durante toda la crisis, como está ocurriendo en las prestaciones para otros trabajadores. “Se trata de un sector altamente precarizado al que no se puede dejar atrás”, remarcan.

Para Sedoac y Alianza por la Solidaridad-Action Aid, la medida anunciada por el Gobierno para el sector “es deficiente” porque exige que los trabajadores estén dados de alta en la Seguridad Social cuando se suspendan sus contratos, reduzcan la jornada o pierdan el empleo. Así, apuntan que esta condición “excluye a muchas de las trabajadoras que hoy están en situación de necesidad y que venían prestando sus servicios en la economía sumergida al no tener permiso de trabajo o porque sus empleadores no les dieron de alta en la Seguridad Social”.

“Nosotras queremos contribuir a la sociedad española y de hecho lo hacemos cuidando de los hogares o de las personas más queridas y que más lo necesitan, pero necesitamos seguir exigiendo igualdad con el resto de los trabajadores de este país. No somos ciudadanas de segunda clase”, afirma la presidenta de la Asociación Servicio Doméstico Activo, Carolina Elías. Según sostiene, “existen responsabilidades por parte de quienes han querido mantener al sector en la informalidad y la falta de derechos”.

“Despidos masivos y jornada extenuantes”

Las organizaciones creen que la crisis del coronavirus “demuestra que las empleadas del hogar siguen siendo imprescindibles”, si bien su situación “se ha precarizado aún más en estas últimas semanas”. Tal y como denuncian, en el sector se han producido “despidos masivos, jornadas extenuantes debido al confinamiento de las familias para las que trabajan o escasas, cuando no inexistentes, medidas de protección ante el coronavirus”.

En este contexto, trabajadoras de este sector denuncian “que en una grave situación como la actual en la que se manifiesta una profunda crisis de cuidados”, tras ser despedidas no tienen prestación por desempleo temporal y que, en muchos casos, su trabajo se está reduciendo a llamadas puntuales para hacer una ‘limpieza general’, lo que disminuye considerablemente sus honorarios.

Otras muchas, dado que tienen que cuidar de los hijos menores, ahora sin colegios, deben dejar sus empleos precarios. Asimismo, señalan que en el caso de las empleadas internas, “están viendo limitadas sus horas de descanso, dado que no se puede salir a la calle salvo para compras y acaban trabajando muchas horas” y muchas “denuncian que hay muchos casos en las que no les dejan salir a sus hogares de fin de semana por temor de sus empleadores al contagio”.

“Una preocupación añadida es que muchos empleadores se niegan a firmarles certificados individuales de desplazamiento por motivos laborales, por lo que se enfrentan a multas entre 601 y 13.000 euros”, puntualizan.