CCOO insta a las empresas de la comarca a hacer un “uso responsable” del Decreto-Ley

El sindicato advierte que estará "muy vigilante" ante quienes intenten aprovechar la crisis sanitaria y medidas como los ERTE para "hacer caja y obtener beneficios"

106
Vista aérea del arco de la Bahía, donde se ubican las grandes industrias de la comarca
arcgisa

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) ha puesto en valor el Decreto-Ley de medidas de apoyo financiero y tributario al sector económico, y de agilización de actuaciones administrativas para luchar contra los efectos de la evolución del coronavirus (Covid-19). En este sentido, desde CCOO se valoran positivamente las medidas de apoyo a trabajadores y autónomos, aunque se considera también que todavía habría que concretar y mejorar algunos detalles.

En lo que respecta a la situación concreta del Campo de Gibraltar, el secretario comarcal de CCOO, Manuel Triano, ha comentado que ya están llegando solicitudes de ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) de varios sectores, y ha aprovechado para hacer un llamamiento a las empresas sobre la necesidad de hacer un uso responsable de las medidas contempladas en el Decreto-Ley. “Estos ERTEs, en principio, son positivos porque lo que persiguen es un mantenimiento de las plantillas y de los derechos consolidados de los trabajadores… Lo que nos preocupa es que haya empresas que se aprovechen de esta alarma sanitaria para hacer caja o mejorar sus beneficios”, advierte.

El responsable comarcal de Comisiones Obreras asegura que el sindicato va a estar muy pendiente de que no se cometan abusos ni se haga una utilización torticera de las ayudas anunciadas por el Gobierno. “Vamos a ser muy combativos en este sentido, porque entendemos que caer en algo así, por parte de las empresas, en un momento tan dramático como éste, debe tener como mínimo un coste reputacional”.

En cuanto al Campo de Gibraltar, Triano explica que ya están llegando peticiones de ERTE de empresas auxiliares de las grandes industrias, del sector agroalimentario, de concesionarios y talleres de automoción, y también del sector de la hostelería y la restauración, “uno de los más castigados” por la crisis del coronavirus, y uno de los más activos en una comarca como la nuestra, que contaba ya, antes de que se decretara el Estado de Alerta, con más de 30.000 parados. “Como solemos decir, cuando la economía está fría, el Campo de Gibraltar coge neumonía triple, y esto, lamentablemente, es lo que está pasando ahora”.

En lo que respecta a la situación de los trabajadores autónomos, CCOO reclama, además, que se incluya también para ellos la “fuerza mayor” como causa de pérdida de actividad, en este caso derivada de las distintas medidas gubernativas o sanitarias de contención adoptadas como consecuencia del Covid19. “En el tema de los autónomos creemos que hay que profundizar y concretar más algunos detalles, porque cada sector tiene su casuística… En el caso, por ejemplo, del sector del taxi, su reglamento recoge que se pueden acoger a una suspensión temporal de la licencia, pero el mínimo son 6 meses, y, en estos momentos, eso puede parecer demasiado”.

Preocupación por los trabajadores transfronterizos

En cuanto a la situación en la que se encuentran los miles de trabajadores transfronterizos, el secretario comarcal de CCOO explica que “hay mucha preocupación”, incluso aunque no llegara a producirse la medida más drástica, y hoy por hoy todavía improbable, de un cierre temporal de la frontera con Gibraltar. “Los trabajadores están viviendo diariamente un contraste entre las medidas de prevención y distanciamiento social que se han impuesto a este lado de la Verja, que son muy estrictas, con las que de momento hay adoptadas al otro lado, bastante más laxas… Y eso genera confusión, desconcierto y también una lógica preocupación al sentirse más expuestos a cualquier posible contagio”.

Desde CCOO, que se está en estos días “en contacto permanente” con el sindicato mayoritario de Gibraltar, existe también preocupación por la situación en la que quedarían muchos de estos trabajadores si llegaran a perder su puesto de trabajo, dado que “en el ordenamiento jurídico anglosajón, la cobertura social no es como la española”.