La Junta recuerda que las eléctricas no pueden hacer visitas comerciales sin cita previa

222
arcgisa

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha recordado que las empresas de electricidad y gas natural tienen prohibido realizar visitas comerciales a domicilio sin cita previa, por lo que los ciudadanos pueden denunciar esta práctica ante las autoridades de consumo.

La Junta ha explicado que si se acepta una visita de este tipo se debe comprobar que la persona pertenece a la empresa en cuestión solicitando su identificación. También ha comentado que es conveniente comprobar la veracidad de la oferta llamando a la compañía por teléfono.

Además, ha recalcado que nunca se deben facilitar facturas ni documentos personales de identificación para evitar posibles estafas o fraudes, puesto que se pueden utilizar para extraer los datos necesarios para contratar algún producto o servicio sin el conocimiento de la persona interesada.

Consumo ha incidido en que se deben leer detenidamente las condiciones del contrato facilitado, y tomarse tiempo antes de firmar para comparar precios con otras compañías y valorar si la oferta resulta de interés. Antes de proceder a la firma del contrato, la empresa deberá ofrecer la denominada información precontractual, donde se detallen de manera clara y comprensible todos los elementos a tener en cuenta. “Entre otras cuestiones, se deberá informar adecuadamente de la existencia del derecho de desistimiento, por el que (con carácter general) se podrá rescindir el contrato en el plazo de 14 días naturales, sin tener que indicar el motivo y sin incurrir en coste alguno o penalización. Si la empresa no ha facilitado la información sobre este derecho, el periodo de desistimiento finalizará 12 meses después de la fecha de expiración del periodo de desistimiento inicial”, ha destacado.

Por último, la Junta ha argumentado que para ejercer este derecho no se recomienda utilizar la vía telefónica, sino optar por algún medio que permita dejar constancia de la solicitud como correo certificado, burofax o medios electrónicos. Si han pasado los plazos de desistimiento, ante la contratación no deseada se puede interponer una denuncia ante la Administración de Consumo, así como la oportuna reclamación para resarcir los posibles perjuicios económicos que se haya podido sufrir.