CCOO condena el cierre de la venta de billetes en estaciones de la línea Algeciras-Bobadilla

280
Pasajeros, en la estación de trenes de Algeciras.
arcgisa

La sección sindical de CCOO en ADIF/Grupo Renfe ha manifestado su oposición al cierre de la venta de billetes en las estaciones de la línea Algeciras-Bobadilla y pedirá explicaciones que, a su criterio, se enmarca dentro de la política de “desmantelamiento del ferrocarril convencional que se viene sufriendo con todos los gobiernos desde hace muchos años”. “El siguiente paso será cerrar totalmente estas estaciones quedando sin ningún personal”, declara el sindicato.

CCOO ha manifestado “su más enérgico rechazo al abandono” del servicio de venta de billetes afecta a las estaciones ferroviarias de Jimena de la Frontera y San Roque, estimando que afectará a unos 20.000 viajeros que utilizan este servicio anualmente.

“En muchas de estas estaciones se dejará de vender billetes e informar a los usuarios, a pesar de existir personal de circulación de Adif en las mismas, que a partir del 1 de enero tienen orden de dejar de vender billetes, advirtiéndoles incluso de que bajo ningún concepto se informe al público de esta circunstancia”, sostiene el sindicato.

De igual manera, denuncian que tampoco se ha comunicado esta medida a los distintos Comités de Empresa a pesar de estar en plena negociación de los gráficos del personal de circulación en la que la empresa está planteando múltiples recortes de puestos de trabajo.

Para CCOO la venta e información presencial al público en las estaciones es un servicio que se debe mantener porque así lo demanda la ciudadanía que quiere utilizar este servicio público y no puede ser sustituido ni por las máquinas autoventa que son poco operativas, con múltiples averías y poco mantenimiento y que no admiten todas las tarifas; ni por la venta on-line ya que esta no es adecuada para la tipología de personas que utilizan estos servicios.

“Esta medida es una vuelta de tuerca más en el camino emprendido hace tiempo de la apuesta únicamente por el AVE y del abandono total de las líneas de ferrocarril convencionales, con la falta de inversiones para modernización y mejora de las mismas, con falta de mantenimiento de la infraestructura, con trenes obsoletos y mal mantenidos y con pocos y malos servicios y peores horarios en muchos casos absurdos”.

De igual manera, este sindicato por el acento en la falta de personal en las empresas ferroviarias que califican de alarmante. “Esta falta de personal está afectando al mantenimiento de la infraestructura ferroviaria y de los vehículos, a la regulación del tráfico ferroviario, a la información y venta presencial de billetes. Es una situación caótica y que podría afectar negativamente a la seguridad ferroviaria si es que no lo está haciendo ya”.

En este sentido, CCOO considera necesario el aumento y rejuvenecimiento de las plantillas de las empresas ferroviarias Adif y Renfe mediante Ofertas Públicas de Empleo con tasas de reposición muy por encima del 100%.

Para esta organización sindical, desde las distintas administraciones públicas debe apostarse por el ferrocarril convencional que debe ser considerado un servicio público que garantice la movilidad de las personas, destacando su rentabilidad social como elemento vertebrador del territorio, por su accesibilidad, por su baja siniestralidad, por sus ventajas ecológicas evidentes.