Inaugurado el nuevo espacio de parkour junto al Camino del Almendral

545

Autoridades municipales han inaugurado de manera oficial el espacio deportivo y de ocio situado en Huerta Varela, un grupo de aparatos diseñados especialmente para practicar parkour, una disciplina con mucho éxito entre los jóvenes. De hecho, durante las últimas semanas han sido muchos los que ya han empezado a utilizar estas instalaciones, que se encuentran totalmente homologadas para reducir el riesgo de lesiones.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha visitado este espacio, situado junto al Camino del Almendral y la antigua Casa Varela, en compañía del teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Juan Manuel Ordóñez, y del concejal delegado de Juventud y San Roque Casco, David Ramos. Ruiz Boix explicó que “este nuevo espacio deportivo urbano está disponible para que todos los aficionados a este tipo de deporte tengan un lugar de encuentro”.

“Ubicado en la zona de expansión de San Roque -indicó- se encuentra junto al edificio recientemente remodelado en el Camino del Almendral. Este espacio ya ha sido muy utilizado por los ciudadanos, pero ahora lo inauguramos oficialmente y lo ponemos a disposición de todos los sanroqueños y sanroqueñas”.

“Espero -continuó- que este deporte urbano tenga menor riesgo en este espacio totalmente homologado, y que lo puedan disfrutar todos los amantes de este tipo de ocio”, concluyó el alcalde.

El parkour es una disciplina física en la capacidad motriz del individuo, desarrollado a partir del método natural. Los practicantes son denominados “traceurs” y tienen como objetivo trasladarse de un punto a otro en un entorno de la manera más sencilla y eficiente posible, adaptándose a las exigencias del mismo con la sola ayuda de su cuerpo. Además se puede considerar una forma de expresión en cuanto a la libertad, el contacto con todo medio externo y el dominio sobre el propio movimiento natural de cada individuo.

En concreto, se trata de 17 módulos, una serie de tubos de acero y esferas de plástico que conectan los distintos componentes entre sí. Además, se ha dotado al lugar de un suelo acolchado especial para evitar lesiones.

Aunque el presupuesto de los elementos y la instalación de los mismos se incluye en el montante total de la rehabilitación de la Casa Varela y su entorno, los elementos instalados tienen un coste cercano a los 35.000 euros.