Camel: “Con Internet, es tan fácil tener acceso a la música, que esta pierde valor”

496

David Alba Coca es un joven sanroqueño de 23 años, aunque quizá muchos lo conozcáis por su nombre artístico. Camel, así se hace llamar en el mundo del rap, publicó recientemente su último disco, “Rakuda”, que esconde un gran trabajo de muchos años y cuyos 18 temas cuentan con la producción del artista y músico DJ Juanpe, también de San Roque.

Hace ya 10 años de aquellos primeros ritmos que llegaron a oídos de un entonces jovencísimo David. No tardó en empezar a componer, y con tan solo 16 años publicó “Mi desierto”, un primer acercamiento al rap que distribuyó por Internet y a través de 25 copias entre amigos y conocidos. Aunque eso solo era el principio.

camel1“A partir de ahí empecé a moverme con gente del mundillo, sobre todo por Algeciras, donde conocí a los que fueron mis compañeros de grupo en Ruina Klan”, nos cuenta. Juntos firmaron una maqueta de tres canciones con videoclip que tuvo una gran aceptación y que llevó a Camel, por primera vez, a los escenarios del Campo de Gibraltar.

Desde ahí, “Blasfemia” y “La gran diferencia” vinieron solos. El primero fue aún con Ruina Klan, pero el segundo fue un trabajo en solitario que nuevamente gustó muchísimo. “Rakuda” es solo un paso más en la prometedora carrera de este joven artista. Un paso que, por su calidad lírica y sonora le autoconvence de que realmente puede dedicarse a esto. “Aunque pasen muchos años, nunca voy a arrepentirme de este disco, por el dinero invertido y por cómo está grabado”, dice.

“Rakuda” tiene una segunda firma, que es la del productor también sanroqueño Juanpe Gómez Espinosa, más conocido como DJ Juanpe. “Trabajar con él es lo mejor que he hecho nunca”, afirma Camel. El disco se grabó, además, en el estudio de Jorge Gastón, por el que han pasado grandes nombres como SFDK, uno de los referentes de nuestro protagonista. “No conocía personalmente a Jorge, aunque su nombre aparece en todos los discos que tengo. Ha sido difícil ahorrar todo el dinero para poder autoproducir este disco y contar con sus servicios, pero sin duda ha merecido la pena. Estoy muy orgulloso del trabajo que hemos hecho”, comenta Camel.

Al preguntarle por el contenido del disco, Camel lo tiene muy claro. “Vamos a encontrar a una persona queriendo superarse y tratando de borrar algunos errores del pasado. Un adulto joven intentando dejar atrás la adolescencia. Hay muchas reflexiones que giran en torno a la edad, al ego y al amor hacia todo lo que hace que uno se mueva. Creo que aquí se muestran todos los estados por los que puede pasar una persona. Al fin y al cabo es un reflejo de mí mismo y de mis problemas”, señala.

camel2Pero como decíamos, el camino hasta aquí no ha resultado en absoluto sencillo, más si cabe teniendo en cuenta cómo está el panorama musical actual. “Creo que hay dos grandes problemas en este país en cuanto a la música. Por una parte, la crisis ha hecho que muchas discografías cierren o se aprieten el cinturón al máximo. A los festivales ya solo pueden ir artistas muy mediáticos con capacidad de atraer un público enorme. Por eso los pequeños cantantes tienen que recurrir a fórmulas como el crowfunding para financiarse. Por otra parte, Internet le hace un flaco favor a la música. Es cierto que tenemos acceso a mucha más variedad de géneros, pero precisamente por eso, por la sobreinformación, se pierde la magia de antes, cuando llegaba por primera vez a tus manos una maqueta. Es tan fácil tener acceso a la música, que esta pierde valor”, opina Camel.

Por eso, nuestro protagonista piensa que lo más importante es “estar lo más activo posible para adaptarse a la época, a los gustos y a las claves musicales de cada momento”. Y sin duda él, con “Rakuda”, parece que lo está consiguiendo.

Aunque como decíamos, seguramente este sea solo un paso más en la carrera de un joven que está llamado a hacer grandes cosas en el mundo del rap gaditano.