Juan Carlos Muñoz, la firma flamenca en San Roque tiene nombre propio

707

El pasado viernes tuvo lugar en la Peña Flamenca Cultural Linense la presentación de ‘Antología de letras flamencas’, el nuevo libro de Juan Carlos Muñoz, uno de los escritores más prolíficos que ha dado San Roque al mundo del Flamenco.

Poco antes de este acto, Juan Carlos Muñoz nos recibía en su despacho, un verdadero templo en el que guarda su más preciado tesoro: sus obras, reconocimientos y recuerdos que lo han acompañado a lo largo de toda su trayectoria.

Mientras el anfitrión preparaba algo de beber, tuvimos ocasión de contemplar al detalle cada uno de los rincones de aquel singular santuario flamenco. Fotografías, discos en los que los más destacados cantaores han hecho sonar cada una de las letras de este escritor, una gran estantería con todas sus obras, premios, menciones en prensa…

“Aquí es donde me siento cómodo. Llevo casi 10 años creando. Este es mi mundo, donde me siento relajado y a gusto”, nos cuenta Juan Carlos mientras seguimos bañando con la mirada toda la habitación. Una amplia mesa de escritorio inundada de papeles, proyectos e ideas, gobierna la habitación. En una esquina, una guitarra que, a pesar de los años, sigue vibrando como el primer día. Y en la otra, un cajón flamenco, una de sus últimas adquisiciones.

Junto al escritorio, una pequeña mesa verde de madera nos espera con dos sillas con motivos flamencos. Iniciamos la grabación, al tiempo que de fondo comienza a sonar Paco de Lucía con su eterno ‘Entre dos aguas’.

Además de escribir, también se ha interesado por la pintura y la fotografía. ¿Con qué disciplina artística se siente más cómodo?

Me considero un artista polifacético, ya que siempre me ha gustado tocar varios palos. Desde la poesía hasta la pintura, pasando por la fotografía e incluso el vídeo. Pero me quedo con la escritura de letras flamencas. Es lo que más me llena, pues a través de esta rama he ido buscando mi alma.

Todo lo que atesora en esta habitación es una prueba fehaciente de que a lo largo de todos estos años ha hecho bien su trabajo.

Me han reconocido mucha fuera de mi pueblo, en distintas peñas flamencas de Jerez, Córdoba, Sevilla, Algeciras, Madrid o Zaragoza. Me siento muy querido en el mundo del Flamenco, pero quizá precisamente aquí, en San Roque, me siento un poco infravalorado a nivel institucional. No obstante, ante todo, soy sanroqueño de corazón, amo a mi pueblo y llevo el nombre de San Roque con orgullo cuando voy fuera.

Creo que esta última es mi mejor obra

¿Qué podemos encontrar en su nuevo libro?

Es una antología de letras flamencas dedicada a la memoria del Canela de San Roque, el mejor cantaor por soleá de la historia, quizá junto con Mairena. El prólogo es de Manuel Martín, el crítico más prestigioso de este país, lo cual para mí es un verdadero orgullo. En esta obra el lector va a poder encontrar una gran variedad de palos, unos 60 diferentes, desde el cante más jondo hasta los cantes de levante, serrana, fandango, pasando por carcelera, seguirilla, alegrías, tangos y bulerías. Hay muchas letras dedicadas al Canela y también muchos pensamientos cortos.

Su alma era una fragua y la garganta candela, en san Roque ha nacido, todos le llaman canela.

Por otra parte, también hay colaboraciones muy importantes como las de periodistas de Canal Sur o El Correo de Andalucía. Personalmente, estoy muy contento de cómo ha quedado. El prólogo de Manuel Martín es la señal definitiva. Ha confiado en mi obra y cree que soy bueno en esta, le gusta mi estilo y cómo escribo. En otoño, estará conmigo en la presentación del libro en Algeciras, con el hijo de Canela al cante.

¿Por dónde se va a distribuir?

Actualmente se encuentra en la Cátedra de Flamencología de Jerez. También lo hemos enviado al Instituto Cervantes de Lisboa y Tánger, donde ya hay algunas obras mías, así como a la Casa de Andalucía de Zaragoza, a la Peña Platería de Granada, y a la Fundación Antonio Gala. Poco a poco, iré mandando el libre a diferentes peñas de Andalucía, asociaciones, fundaciones, e instituto flamencos como el de París, Saõ Paulo o Londres.

¿En qué se ha inspirado para escribir esta obra?

El libro está inspirado en el Canela de San Roque, el cantaor más importante que ha dado este pueblo para la historia no solo del Campo de Gibraltar, sino de Andalucía e incluso España. Yo conocí a Canela hace más de 40 años, y esta obra está enfocada a engrandecer su figura. Murió muy joven, a los 68 años, justo cuando se encontraba en uno de los mejores momentos de su carrera. Ahora le van a hacer Hijo Predilecto de la Ciudad.

Canela es el cantaor más importante que ha dado San Roque para la historia del Flamenco

 ¿Qué expectativas tiene de este libro?

Creo que marca un antes y un después en mi carrera este libro. A día de hoy es mi mejor obra, con la que me encuentro más realizado, aunque siempre aspiro a más. Tengo en la cabeza la idea de escribir una gran antología, donde dejaré mi legado para la historia reciente del Flamenco.

¿Cómo vive los momentos previos al estreno de un nuevo libro?

Muy nervioso. En las presentaciones, sé que todo el mundo va a estar atento a mí, a cada verso. Media hora antes de salir a recitar me pongo nervioso, pero una vez que me siento y abro primera pagina me siento grande ante el público, es mi momento, donde disfruto después de tanto tiempo de creación. Los nervios se me quitan en el escenario porque lo que quiero es gustar a la gente y no dejar indiferente para nadie.

¿De qué manera le influyen las ventas, la crítica y la acogida que tienen sus obras?

Acepto todas las críticas y me gusta aprender de los fallos, aunque es cierto que yo no escribo para gustarle a todo el mundo. Por otra parte, no publico con una editorial, sino que lo hago de forma independiente. Me lo pago de mi bolsillo, no tengo ayuda, y eso es algo que me hace llevar mi trabajo con mucha satisfacción. Nunca he ganado dinero con los libros ni con el flamenco. El flamenco me ha dado muchas satisfacciones, pero no dinero, cosa que no me importa de momento.

He entregado mi alma a este libro, escribiendo noches enteras

¿Cómo ha evolucionado Juan Carlos Muñoz desde ‘Antología del fandango y demás palos del flamenco’ hasta ahora?

Mis primeros libros fueron más bien flojos. Hubo malas críticas y las acepté. En el camino se va aprendiendo, hay un trayecto a recorrer y este libro ya no es lo mismo. Confió en esta obra. Pero no ha sido fácil, he entregado mi alma noches enteras para escribirla. Tenía una idea en mi cabeza y había que darle forma en papel. Creo que lo he conseguido y he podido hacer honor al Canela, que se lo merece.

¿Cuánto de talento y cuánto de trabajo hay a la hora de escribir?

Creo que es una mezcla. Si no hay talento no puede venir el trabajo, pero también hace falta constancia, ilusión y ganas de trabajar. A veces, estoy un mes entero sin escribir ni una letra, y luego en un día soy capaz de escribir varias páginas. Creo que es importante saber tomar aire cuando la inspiración no llega.

¿Dónde encuentra la inspiración?

Me inspiro en la misma vida. En la amistad, en la muerte -que la he vivido de cerca-, en la traición -que también he tenido mala suerte en el mundo del Flamenco y fuera de él-, en el amor -que es un pilar básico para mí-, y también en lugares a los que habitualmente recurro como Granada, la Alhambra o autores como Lorca o Alberti. No se puede escribir igual con 20 años que con 52.

El Flamenco me ha dado muchas satisfacciones, pero no dinero, cosa que no me importa

¿Qué supone el Flamenco para San Roque?

San Roque es tierra de Flamenco desde hace más de 100 años, con grandes nombres como Rafael Heredia, Canela de San Roque, Juan Flores, Gabriel Cortés, Dolores Flores, Perico Cortés, Antonio Aparecida, Antonia la de San Roque, Jarrito, Perico Montoya, Juan Delgado, Paqui Lara, o nuevos valores como Manuel Peralta, José Canela, Lalo Macías o Antonio Cuco. El Flamenco de San Roque está muy valorado en toda España. Tenemos cuatro ganadores y un finalista de los premios Mairena, lo cual no es fácil en un pueblo tan pequeño.

¿Qué es lo que más le gusta de su pueblo?

Sus calles, su gente y su aroma. Me siento muy querido en mi pueblo. Cuando paseo la gente me pregunta por mi trabajo, lo cual agradezco muchísimo.

¿Qué opinión le merece el Flamenco fusión? ¿Existe la pureza en el flamenco? ¿Es todo igual de válido?

El Flamenco puro no vende. Ahora se está haciendo cada vez más un Flamenco comercial, porque lo puro solo se escucha en las peñas y para editar un disco de ese estilo hace falta un productor arriesgado, que no es fácil de encontrar. Con otras propuestas se llega a un público diferente, y no solo al público ortodoxo de las peñas flamencas. A mí también me gusta el Flamenquito, siempre que esté bien hecho. Artistas como Chico Ocaña han triunfado y también hay que respetarlos. Tiene que haber una base sólida y buena de Flamenco, y si es así, el Flamenquito no tiene por qué no ser válido.