La Policía Local estrena nueva distribución con un refuerzo del grupo de Seguridad Ciudadana

239
arcgisa


Tras la designación, la semana pasada, de Pedro Luis González Ferrer como nuevo jefe de la Policía Local, el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Juan Manuel Ordóñez, han presentado esta mañana junto al jefe del cuerpo la nueva reorganización de la plantilla de la Policía Local de San Roque.

El primer edil ha señalado que se trata de una nueva distribución de la plantilla de Seguridad Ciudadana, del cuerpo de Policía Local del Ayuntamiento de San Roque. “En las últimas semanas hemos realizado consultas y contactos con los distintos representantes de los trabajadores, con los sindicatos, y hemos cerrado una nueva distribución que cuenta con el apoyo de tres de los cuatro grupos sindicales que existen en la Junta de Personal”, ha señalado Ruiz Boix, que asegura que también comparten esta nueva distribución la sección sindical de UGT, los tres miembros de la Junta de Personal del citado sindicato, y también Comisiones Obreras y el SPPME.

El alcalde explicó que “esta nueva distribución busca una mayor proximidad con los vecinos de San Roque, un cambio en función a las necesidades de los efectivos para el servicio de seguridad ciudadana que es el que más demandan los ciudadanos”.

Ruiz Boix apuntó que con esta nueva distribución van a conseguir contar con mayor número de agentes en el grupo llamado de Seguridad Ciudadana, que es el que presta servicio las 24 horas del día en todo el municipio.

Al mismo tiempo se va a contar con algunas unidades, que entienden que son cercanas y que requieren de esa especificación, concretamente a través de la unidad de gestión administrativa que seguirá teniendo contacto con distintas situaciones, como denuncias de accidentes de tráfico, entre otras.

“En definitiva, lo que corresponde a las distintas funciones de la Policía Local. Funcionaría con un servicio de barriada de proximidad, principalmente en horario de mañana, donde tendremos a esos policías de barrio que prestan el auxilio, que son conocidos por todos los vecinos y que sabemos que cuentan también con el respaldo de la población, y por tanto se va a mantener».

«Y luego -prosiguió- una unidad de Policía Social que está trabajando con el departamento de Asuntos Sociales, principalmente en el seguimiento de víctimas que sufren la violencia de género, y que por tanto requieren de ese servicio”.

Ruiz Boix añadió que también participarían en otras cuestiones, como tratamientos de familia con dificultades, un servicio donde los agentes también están realizando una enorme labor, y en la que van a seguir apostando con un total de cuatro agentes.

Por otra parte, el primer edil recordó que también existe un dispositivo destinado a Disciplina Urbanística. “Se necesita esta unidad ya que contamos con un municipio denso con una importante dispersión geográfica, por lo que a esta unidad se destinan dos agentes que van a seguir trabajando en este cometido”, aclaró.

Juan Carlos Ruiz Boix comentó que el grueso de los restantes 55 agentes van a pertenecer a ese grupo de Seguridad Ciudadana, de servicio de 24 horas, que va a reunir todas las competencias habituales de la Policía Local, como las ordenanzas de tráfico y el apoyo a la Guardia Civil en materia de Seguridad Ciudadana en todo el municipio.

“Todos queremos contar con mayor número de agentes -reconoció el alcalde- pero la realidad es que contamos con 78, ya que hay que mantener las inspecciones de guardia abiertas en los distintos retenes municipales”.

Pero explicó el alcalde que toda esta nueva distribución se plasma para respaldar la propuesta de los técnicos, en este caso de la escala técnica de la dirección del nuevo jefe de la Policía “y que entiendo que cuando alguien confía en su responsabilidad hay que confiar también en sus ideas para que las pueda plasmar, y que pasado un tiempo los vecinos y el Gobierno podamos valorar el éxito o no de esta nueva distribución”.