La Consejería de Salud desactiva la alerta por listeriosis

0
165

La Consejería de Salud y Familias ha desactivado la alerta por el brote de listeriosis relacionado con el consumo de productos de la empresa Magrudis, declarada el pasado 15 de agosto, una vez que ha confirmado que el riesgo de nuevos contagios es casi nulo y que los productos que causaron las toxiinfecciones alimentarias se encuentran fuera de los circuitos de producción y de distribución. Los miembros del gabinete técnico creado por el consejero, Jesús Aguirre, el 19 de agosto para abordar la crisis han tomado hoy la decisión en la reunión celebrada esta mañana, en la que este órgano ha quedado también disuelto tras dos meses de trabajo.

El gabinete ha concluido que es poco probable la aparición de nuevos casos relacionados con el brote de listeria, si bien los servicios de la Consejería de Salud y Familias mantienen la vigilancia habitual para una enfermedad de declaración obligatoria como es la listeriosis. Otros factores importantes que motivan el levantamiento de la alerta es que el periodo de incubación de la listeriosis, que es de setenta días, está próximo a expirar, al tiempo que no se ha producido ningún caso de infección nueva en los últimos veinte días.

Con la desactivación de la alerta decaen las medidas extraordinarias que la Consejería puso en marcha a partir del 15 de agosto, como son la constitución del gabinete técnico, la activación de los protocolos de tratamiento a afectados en Atención Primaria y en hospitales, así como a embarazadas.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha declarado durante la rueda de prensa celebrada esta mañana en la sede de la Consejería que “hemos hecho frente de una manera eficaz al mayor brote de listeriosis de Europa con una tasa de supervivencia que supera con creces a otros episodios similares: en Andalucía, la supervivencia ha sido del  98,6 por ciento, mientras que en los brotes de Estados Unidos fue del 78 por ciento y en el de Sudáfrica del 73 por ciento”.

El consejero ha insistido en que “la rápida identificación del origen del brote en los productos de Magrudis fue fundamental para la declaración de la alerta del 15 de agosto, en la que actuamos de un modo proactivo, ya que la emitimos en base a informes provisionales sobre los productos contaminados”. Aguirre también ha resaltado que “la difusión de la alerta entre los ciudadanos propició que en 52 horas desde entonces no se consumieran productos en mal estado, salvo dos casos aislados”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here