El sanroqueño Álvaro Lara Téllez ha ofrecido en el teatro Juan Luis Galiardo el pregón del Carnaval de San Roque 2019. El pregonero subió al escenario con el tipo que lució hace dos años con la comparsa algecireña “La afición”, a la que está vinculado. Considera que “carnaval es celebración, es fiesta, es música, y es una crítica al poder a través de esa música”. Por eso, animó a los jóvenes como él a “que le den vida al carnaval y no se queden solo con seguir el COAC y disfrazarse un domingo en la capital”.

Durante el acto también se nombró como Personaje Popular al también muy joven Daniel Palmero Lobillo, y se impusieron las bandas a las Diosa y la Ninfa, Almudena Moreno Cadenas y Sheila Rodríguez Tineo. Finalizó la noche con la actuación de la chirigota gaditana “Los que vienen de etiqueta”. La organización corrió a cargo de la Delegación Municipal de Fiestas.

Lara comenzó su pregón diciendo que le hubiera gustado que le acompañara su comparsa, pero ha sido imposible porque esta noche concursan en la final del Concurso de Agrupaciones de Algeciras con el título de “Narcos”. Eso sí, agradeció a su director, Dani López, “porque carnavalescamente hablando, soy quien soy gracias a él”.

Reconoció el pregonero que tan sólo lleva saliendo seis años en agrupaciones carnavalescas, cuando “hay gente que lleva quince, veinte, treinta años… toda una vida en esto del carnaval”. De hecho, estuvo a punto de decirle al concejal de Fiestas “que no me veía capaz de hacer el pregón, ni veía que yo me mereciera estar aquí”. Sin embargo, piensa que “igual mi pregón inspira a la gente joven a meterse en este mundo y beberse un poquito de este veneno”.

Nacido en noviembre de 1992, con apenas tres meses fue disfrazado con el tipo de la comparsa de su padre, siendo éste su primer contacto con el mundo del carnaval. Guarda recuerdos de la infancia del carnaval sanroqueño, y de las letrillas de agrupaciones que aprendía a través de su padre y de su tío. En este punto, cantó junto a su hermana la letra del primer pasodoble que aprendió, el de la comparsa de su padre, “Puntaeuropa”, contando con la guitarra de su amigo Javi Ramírez. En esta primera intervención cantada quedó patente la alta calidad vocal de ambos hermanos.

En 2013, mientras estudiaba en Sevilla, se estrenó como componente de una chirigota, “Los Aparentadores”, con los que se dio cuenta que “a mi lo que me gustaba era la calle y tener a la gente cerca disfrutando del carnaval”. Al año siguiente salió con la comparsa de Los Barrios “Los Muertos de Rajoy”, con la que “nos llovieron palos por todos lados y en todos los concursos”, aunque aprendió mucho con ellos.

Luego fue a Granada a terminar Fisioterapia, y también se metió en una comparsa granadina de la que guarda “buenos recuerdos”. En 2017 y 2018 actuó con “La Afición” y “Los Soñadores”, de las que dice que “parece mentira cómo un ratito cantando en un callejón o en una cabalgata pueden pagarte todos esos meses de ensayo y esfuerzos”.

Considera Álvaro Lara que “el carnaval es celebración, es fiesta, es música, y es una crítica al poder a través de esa música, eso nunca lo debemos olvidar. Pero todo eso solo tiene sentido si se hace desde el corazón, y la única manera de hacerlo desde el corazón es rodeado de tus amigos de verdad”. En su opinión, los premios y las actuaciones no tienen sentido “si la gente que salió contigo ese año no se acuerda de ti con una sonrisa”.

En cuanto a los agradecimientos, reiteró su agradecimiento a Dani López, y también a su familia, especialmente a su madre, a su padre, a su hermana y a su novia Elena. Para ilustrar lo que es para él la amistad de los carnaval eros, compartió un pasodoble de Bustelo para “La Caja de Pandora”, contando con el acompañamiento de sus amigos Jesús Tapia y Javi Ramírez. El pregonero piensa que “nuestra seña de identidad carnavalesca como comarca tiene que fortalecerse y eso tiene que empezar por disfrutar nosotros mismos de nuestra fiesta. También quiero animar a la gente más joven que ya se ha subido a este tren de ser aficionado al carnaval a que de un paso más allá y no tenga miedo. Que se disfracen incluso para ir a ver el concurso, que se junten un puñado de colegas y hagan una ilegal, o que ensayen para la calle un repertorio de otros años. Ya sea aquí, ya sea en Cádiz… que le den vida al carnaval y no se queden solo con seguir el COAC y disfrazarse un domingo en la capital. Y que sobre todo no olviden el sentido de esta fiesta, que aparte de pasarlo bien y todo lo que he dicho es darle voz al pueblo, y de qué manera más bonita que a modo de canción. Así les aseguro que más de uno se sorprenderá con lo mucho que se puede disfrutar de esta fiesta. Espero que en unos años pueda ver un carnaval con más agrupaciones y más cultura de carnaval callejero”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here