El Cartero Real visitará a más de 2.700 escolares de todo San Roque

316

Más de 2.700 alumnos de infantil y primaria de todo el municipio disfrutarán entre el lunes 17 y el viernes 21 de diciembre de las tradicionales visitas del Cartero Real a 19 colegios y guarderías de todo el municipio. Se trata de una actividad incluida por la Delegación Municipal de Fiestas, que dirige el concejal Antonio Navas, en su programación de Navidad y Reyes.

La programación del Cartero Real en todo el municipio comenzará el lunes 17 de diciembre, cuando se visite el CEIP Barbésula (San Enrique), la Ludoteca Fundamental (Sotogrande) y el CEIP Carteia (San Roque Casco). En cuanto al martes 18, comenzará en el CEIP Gloria Fuertes (Guadiaro) para seguir en el Centro de Educación Infantil (CEI) Campanilla (San Enrique), CEI Puente de Hierro (Guadiaro), CEI Villa Carmela (Puente Mayorga) y CEIP Sagrado Corazón (Puente Mayorga).

El miércoles 19 el Cartero Real se iniciará en el CEIP Maestro Gabriel Arenas (Casco), y seguirá en el CEI Reina Juana (Casco), CEI Payasines (Estación), CEIP San Bernardo (Estación) y CEIP Maestro Apolinar (Casco).

En cuanto al jueves, la visita comenzará en el CEIP María Reboloso (Taraguilla), para continuar en el CEIP Santa Rita (Campamento), CEI Nelson Mandela (Casco), CEI Taraguilla y CEI Miraflores. Finalmente, el viernes 21 tan sólo habrá Cartero Real en el CEIP Santa María Coronada.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, ha señalado: “Un año más, los carteros reales y sus pajes recogerán las cartas cargadas de deseos de los niños de todo el municipio, a los que además obsequiarán con gusanitos. Se trata de una tradición muy arraigada en San Roque, que encanta a los pequeños y a sus padres, y que contribuye a ir creando ambiente navideño en los centros educativos”.

Por su parte, el concejal Antonio Navas agradeció a las comisiones de fiestas y a los centros educativos su colaboración en esta actividad, que es muy compleja de organizar porque algunos de los días se hacen cinco visitas a colegios y guarderías. «Pero todo el esfuerzo lo compensan las caras de felicidad de los pequeños cuando entregan la carta y reciben los gusanitos”, concluyó.